Prohibido olvidar: la invasión de Panamá

Todo inicia con el golpe de estado hacia el presidente Arnulfo Arias dirigido por el General Omar Torrijos, terminando un régimen de xenofobia y racismo en el suelo panameño. .

Esta nota de «Comunicación Joven», forma parte del acuerdo de Diálogos con el curso Spanish 219 (Spanish for academic purposes), del Dpto. de Español y Portugués de la Universidad de Toronto, a cargo de la Prof. Vanina Machado.

El liderazgo de Torrijos trajo un tiempo de progreso gracias a sus reformas y programas sociales. Uno de sus actos más importantes es la firma de los tratados Torrijos-Carter firmados en 1977 que establecen la devolución gradual de los territorios y la administración del canal a los panameños y eliminan la presencia militar estadounidense desde el 31 de diciembre de 1999. Sin embargo, esta estabilidad relativa es corta debido a la muerte de Torrijos en un accidente aéreo en 1981, dejando su mano derecha el General Manuel Antonio Noriega al mando de la República.

Noriega era un oficial que dirigía el servicio de inteligencia de la guardia nacional y que trabajó para la CIA como informante sobre grupos políticos centroamericanos izquierdistas. Con la muerte de Torrijos, su relación con narcotraficantes colombianos y el tráfico de armas a guerrillas anticomunistas lo convirtieron en uno de los hombres más ricos y poderosos de Panamá. Siendo el gobernante de facto, manipulaba las elecciones y torturaba candidatos de oposición.

Su régimen comienza a decaer con el asesinato del líder de oposición Hugo Spadafora, quien públicamente había señalado los tráficos ilícitos de Noriega. El asesinato y los escándalos generaron protestas masivas, deteriorando su apoyo nacional. En 1987 el presidente estadounidense Ronald Reagan, quien había apoyado el régimen de Noriega, incriminó al General por blanqueo de capitales y narcotráfico, pidiendo su destitución e imponiendo sanciones económicas a Panamá.

Como respuesta, Noriega comenzó a sembrar el sentimiento antiestadounidense entre los panameños, creando tensión, ya que militares y civiles norteamericanos aún seguían en la zona canalera. La crisis comenzó a acelerarse durante el período de campañas electorales de mayo de 1989 donde candidatos de oposición como Guillermo Endara fueron brutalmente heridos, lo que indignó la opinión pública internacional. Endara, con otros líderes de oposición, recolectaron firmas panameñas, manifestando que la libertad de expresión, la soberanía y la democracia de Panamá estaban en peligro.

Con la declaración de guerra por la asamblea general, las amenazas contra la neutralidad del canal impuesto por los tratados de 1977 y el asesinato de un soldado norteamericano por un oficial panameño, desatan el inicio de la Operación Causa Justa liderado por el estadounidense George H. Bush, mandando el 20 de diciembre de 1989 aproximadamente veintiséis mil soldados y tanques de guerra con el objetivo de arrestar a Noriega.

Aquella semana, miles de panameños escucharon con terror los bombardeos de los militares estadounidenses hacía los cuarteles donde se rumoraba que estaba Noriega. El Cuartel Central, en el barrio de El Chorrillo, el Cuartel de Tinajitas, Panamá Viejo y la base militar de Río Hato fueron destruidos por bombas norteamericanas, resultando en la muerte y desaparición de miles de civiles panameños. Personas que habitaban cerca de los cuarteles se veían cambiando constantemente banderas en sus casas. Si el ejército de estadounidense llegaba, se alzaba una bandera blanca para evitar que bombardearan la casa de uno y viceversa. Surgieron también los saqueos de establecimientos comerciales, quienes se encontraban vulnerables ante la falta de supervisión.

No fue hasta los últimos días de diciembre que Noriega es ubicado refugiándose en la nunciatura apostólica. Los militares norteamericanos lo rodean y sabotean cualquier modo de transporte, impidiendo la salida o entrada de cualquier persona. El 3 de enero de 1990, Noriega se entrega a las autoridades estadounidenses y es llevado a Miami para enfrentar juicio, donde es condenado a 40 años de prisión.

La invasión por el ejército de Estados Unidos fue considerada un acto de extremada e injustificada violencia por las Naciones Unidas. Miles de viviendas fueron destrozadas y muchas familias separadas. La invasión trajo también consecuencias económicas ya que los saqueos resultaron en pérdidas millonarias, dejando el país en la bancarrota.

Los Estados Unidos nunca compensaron a Panamá por los daños causados en el país. El 20 de diciembre puede ser un día ordinario para cualquiera, pero para los panameños, es un día de duelo, una fecha para recordar todas las injusticias que, hasta el sol de hoy, han quedado sin respuesta.

Referencias:
Blasco, Lucía. “Invasión De EE.UU. a Panamá En 1989: Cómo La ‘Operación Causa Justa’ Llevó a La Caída De Noriega y La Desaparición Del Ejército En El País Centroamericano.” BBC News Mundo, BBC, 20 Dec. 2019, www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-50685275.
Florez de Andrade, Angelo. “¿Quién Es Manuel Noriega El Ex ‘Hombre Fuerte De Panamá’?” PanAm Post, 12 Mar. 2017, panampost.com/angelo-florez/2017/03/10/manuel-noriega/.
Martinez, Jair Basilio. “¿Qué Consecuencias Dejó La Invasión De EE.UU. a Panamá En 1989?” Sitio, TeleSUR, 20 Dec. 2020, www.telesurtv.net/news/consecuencias-invasion-eeuu-panama-20191219-0027.html.
Wallace, Arturo. “Cómo Fue La Invasión De Panamá, La Última Intervención Militar De EE.UU. En América Latina.” YouTube, 19 Dec. 2019, youtu.be/h_owvq-IB6U.
Fitzgerald, Luis I. Texto: “Historia de las relaciones entre Panamá y los Estados Unidos” Editora Sibauste, 2009.
ACP. “TRATADOS.” Canal De Panamá, micanaldepanama.com/historia-del-canal/tratados-torrijos-carter/.