El Impacto de la Meditación en la Salud Mental durante COVID-19

Las restricciones impuestas por los efectos del COVID-19 han interrumpido nuestra conexión con el mundo social a corto y largo plazo. Como sociedad, nos hemos visto impactados por esto en diferentes niveles: mental, emocional, físico y financiero. .

Esta nota de «Comunicación Joven», forma parte del acuerdo de Diálogos con el curso Spanish 219 (Spanish for academic purposes), del Dpto. de Español y Portugués de la Universidad de Toronto, a cargo de la Prof. Vanina Machado.

En el aspecto social y emocional, hemos recibido un golpe súbito y fuerte debido al hecho de que somos una especie social que anhelamos el contacto con otros seres humanos y crecemos al compartir nuestras vidas y experiencias con otros.

Considerando todo los cambios radicales que ha traído la pandemia, podríamos decir que es bastante difícil mantener una actitud positiva. Es por esta razón que la salud mental es un tema importante de abordar. Es imperativo discutir este asunto particularmente con los estudiantes universitarios, porque están en constante presión de cumplir con un estándar de éxito en sus vidas académicas. COVID-19 ha impuesto un nuevo estilo de aprendizaje que nos lleva al aislamiento y, por consiguiente, puede hacer que muchos se sientan desesperados y desmotivados.

Como muchos, en mi caso he enfrentado desafíos durante el encierro relacionados
a mi estado de ánimo, la falta de motivación para continuar mis estudios y para mantener una rutina física efectiva. Durante este periodo, he explorado diferentes formas para mejorar mi salud mental, y una que me ha ayudado mucho ha sido la meditación. Por eso, quiero presentar la meditación como un remedio para disminuir la ansiedad que la pandemia nos ha generado.

Antes que todo, es importante entender: ¿qué es la meditación? Según Headspace, una empresa americana especializada en esta práctica, la meditación es un hábito de conciencia donde uno se enfoca en observar y comprender sus pensamientos y sus sentimientos sin juicio.

Lo primero que puede venir a la mente es que tienes que estar sentado en el suelo con las piernas cruzadas y que tienes que controlar tu respiración con los ojos cerrados. Aunque esto pueda ser cierto, en realidad la meditación no se reduce a este método. Existen diferentes maneras en las que uno puede meditar, algunas de ellas son la atención enfocada, la visualización, la bondad amorosa y la reflexión. Sin embargo, en sus inicios es ideal hacerla simple, tal vez utilizando como referencia un video corto que sirva de guía.

Hoy en día, existe evidencia científica sobre la meditación que demuestra que es una alternativa eficaz para mejorar nuestra salud de diversas formas. El artículo What Are the Benefits of Mindfulness afirma que hay investigadores que “teorizan que la meditación promueve la conciencia metacognitiva […] y mejora las capacidades de atención a través de ganancias en la memoria de trabajo.” Hay un estudio que evalúa los efectos del entrenamiento de la meditación en la expresión neuronal de la tristeza.

Los investigadores concluyeron que los participantes que experimentaron la meditación durante 8 semanas presentaron niveles significativos de menor ansiedad, depresión y angustia somática en comparación con el grupo de control. También, un estudio publicado en el diario Social Cognitive and Affective Neuroscience demuestra que las prácticas de meditación ayudan a incrementar las conexiones entre la amígdala
y la corteza prefrontal.

Como resultado, somos menos reactivos a factores estresantes y podemos recuperarnos mejor de experiencias agotadoras.

Hay muchos beneficios que esta práctica podría tener en el bienestar de cada individuo. No obstante, es posible que muchos no recurran a la meditación, ya sea porque no les convence o porque la intentaron y no les resultó. Dicho esto, existen varias alternativas para mejorar la salud mental durante la cuarentena. Por ejemplo, puedes salir a caminar, asegurarte de tomar un descanso cuando estés trabajando, escribir en un diario, hacer ejercicios y mantener hábitos alimenticios saludables.

Considerándolo todo, es necesario reconocer cuándo necesitamos ayuda y evaluar las diferentes opciones, ya sea con un amigo, un familiar o un profesional. Es fácil sentirnos abrumados ante nuestras circunstancias y por eso es importante que busquemos ayuda y sepamos que no estamos solos. CAMH, Centre for Addiction and Mental Health, es un buen recurso que proporciona una descripción general sobre dónde buscar servicios de salud mental en Canadá.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER!

Suscribiéndote recibirás, quincenalmente, una puesta al día de las notas publicadas, los materiales periodísticos que compartimos con otros medios de la prensa canadiense y del exterior, y sugerencias acerca de actividades culturales y recreativas de tu interés.