Panamá: la oveja negra de Latinoamérica

Cuando se mencionan países de Latinoamérica, Panamá es opacada por países conocidos como México, Colombia o Argentina. No ha sido hasta en esta última década que Panamá ha ganado la atención del mundo con escándalos como los “Panama Papers”, su participación en la Copa Mundial en el 2018 o la aparición del país en la serie popular “La casa de papel”. .

A pesar de ser un país con una extensión de 75,475 km 2 y con una población de aproximadamente 4.18 millones de personas, tiene mucho que ofrecer en su cultura e historia.

Panamá es conocido principalmente por su canal. Sin embargo, tiene muchas cosas que ofrecer. Si llegas a suelo panameño, podrás ver presentaciones folklóricas como el tamborito con una dama vestida de una pollera de gala. Podrás degustar deliciosos platillos como el sancocho de gallina, sus crujientes hojaldres o su aromático arroz con pollo.

En noviembre, conocido como el mes de la patria, podrás ver estudiantes y bandas marchando por las calles celebrando las fechas patrióticas. Para extranjeros, noviembre puede ser un simple mes del año, pero para un panameño, es recordar su lucha por la soberanía y la importancia de su historia.

Durante la época de la colonización española, el Océano Pacífico fue descubierto por Vasco Nuñez de Balboa en 1513 cuando cruzó por el istmo de Panamá. Además, fue el primer asentamiento en la costa pacífica en América con la fundación de la Ciudad Nuestra señora de la Asunción de Panamá en 1519 por Pedro Arias Dávila.

Ésta se convirtió en una ruta crítica de tránsito para cargamentos de oro y plata y un punto de partida para la exploración y conquista de Perú. Lamentablemente, sus valiosos cargamentos llamaron la atención de muchos y en 1671 la ciudad fue saqueada por el pirata Henry Morgan.

En el siglo XIX, Panamá se independiza de España debido al fracaso del desarrollo económico, social, y político en el istmo. Con la independencia, Panamá luego se une a la Gran Colombia por temor a una posible invasión española. Esto resulta en constantes desacuerdos e inestabilidad política y económica, lo que lleva a enfrentamientos como la Guerra de los Mil Días.

Al acabar ésta, Panamá se separa de la Gran Colombia el 3 de noviembre de 1903.
Mientras que Panamá era parte de Colombia, el francés Ferdinand de Lesseps tuvo la idea de construir un Canal, debido a su estratégica ubicación geográfica. Esta recibe gran apoyo económico de inversionistas, pero debido al mal clima y enfermedades tropicales como la malaria, las obras son interrumpidas constantemente, lo cual lleva a sospechas sobre el posible fracaso de la obra.

Con rumores de malversación de fondos, no hay apoyo económico y Lesseps se ve forzado a abandonar el proyecto, el cual cae en manos de Phillipe Bunau-Varilla. Este decide ceder a EE. UU los derechos de explotación y construcción del Canal de Panamá en perpetuidad firmando el tratado Hay-Bunau-Varilla el 18 de noviembre de 1903 sin la consulta del gobierno panameño.

Durante el siglo XX, Panamá y Estados Unidos se encuentran en una tensión política con la división de la zona del Canal y la desobediencia sobre la presencia panameña en la zona. El 9 de enero de 1964 estudiantes y adultos panameños murieron a manos de militares estadounidenses por intentar alzar la bandera panameña en la zona canalera.

Enardecida la población panameña, el presidente panameño Roberto Chiari rompe relaciones diplomáticas con los Estados Unidos y no acepta enmendar sus relaciones hasta nuevas negociaciones sobre el canal. Es el primer país con presencia
estadounidense en hacer esto.

Con la firma de los Tratados Torrijos-Carter en 1977, se disolvió la zona del canal y se anuló el tratado Hay-Bunau-Varilla.

En una economía globalizada, Panamá es un lugar con más relevancia que nunca. Es un punto esencial de conexión aérea en el continente americano y su canal una arteria vital en exportaciones marítimas. Es un país rico en diversidad y cultura. Panamá ha estado en una lucha constante desde sus inicios, pero su historia nos demuestra que no importa cuantas veces se atente contra su soberanía, su pueblo no dudará en proteger a su querida patria.