Septiembre de 1973 – El asesinato de un poeta

Como una forma de eliminar a potenciales oponentes y así aferrase en el poder, la dictadura militar en Chile urdió un completo plan de asesinatos de lideres políticos que podrían ser posibles candidatos para la presidencia en Chile. El plan incluyó lideres residentes en Chile y en el extranjero y contó con el apoyo de la CIA. .

 

Recientes investigaciones han confirmado fehacientemente que el primero de estos asesinatos fue el del laureado poeta nuestro Pablo Neruda, quien fue envenenado en la clínica Santa María de Santiago el 23 de septiembre de 1973, apenas 12 días después del Golpe de Estado 1 2. Este fue el primero de numerosos crímenes organizados y llevados a cabo por la dictadura en Chile.

Al año siguiente, el 30 de setiembre de 1974 una bomba instalada en el automóvil en que viajaba el General Carlos Prats explotó en una calle céntrica de Buenos Aires. Prats, de 59 años, y su esposa, Sofía Cuthbert de 57, murieron instantáneamente. Carlos Prats había sido un prestigioso oficial del Ejército de Chile y político. Siendo comandante en jefe del Ejército de Chile, se desempeñó como ministro en el gobierno de Salvador Allende. Pero por su postura constitucionalista, Prats estaba en la mira de la CIA y de los golpistas. Fue entonces que, por encargo de la CIA, el agente de ésta, Michael Townley montó una orquestada campaña de desprestigio contra el general Prats, quien renunció a su cargo el 23 de agosto de 1673. El general Augusto Pinochet, anteriormente segundo al mando y considerado leal a Allende, fue nombrado comandante en jefe del Ejército, asumiendo el cargo es mismo día. Cabe hacer notar que Prats había recomendado personalmente a Allende que nombrara a Pinochet para este cargo. Inmediatamente después del golpe militar, Prats y su esposa se habían exiliado voluntariamente en Argentina en vista de las numerosas amenazas recibidas.

Michael Townley, entonces agente de la DINA y también agente de la CIA, confesó que él había participado en el crimen de Prats e involucró en el operativo a varios generales chilenos. Años más tarde, en 2003, los ex líderes de la DINA, entre ellos el jefe Manuel Contreras, el ex jefe de operaciones y general retirado Raúl Iturriaga, su hermano Roger Iturriaga y los ex brigadieres Pedro Espinoza y José Zara, fueron acusados en Chile del asesinato de Prats, y luego fueron condenados a prisión. Townley sin embargo, nunca fue extraditado a Chile.

Un año más tarde, el 6 de octubre de 1975, Bernardo Leighton y su esposa Ana María Fresno, recibieron disparos y resultaron gravemente heridos en una emboscada en Roma, donde se encontraban exilados. Bernardo Leighton, un prestigioso político chileno había criticado severamente los crímenes de la dictadura militar. En medio de fuertes amenazas de los militares, en febrero de 1974, él y su esposa salieron al exilio a Roma, en donde Leighton comenzó una campaña contra la dictadura de Augusto Pinochet. Bernardo Leighton fue un político y abogado perteneciente del partido demócrata cristiano que se había desempeñado como ministro de estado en varios gobiernos. Según documentos de la CIA publicados por el Archivo de Seguridad Nacional, el agente de la DINA y tambien agente de la CIA, Michael Townley se reunió con el terrorista italiano y simpatizante neofascista Stefano Delle Chiaie y el cubano Virgilio Paz Romero en Madrid en 1975 para preparar el asesinato de Bernardo Leighton con la ayuda de la policía secreta de Francisco Franco 3 . En 1993, un tribunal de Roma condenó a Michael Townley a 18 años de prisión por intento de asesinato, pero nunca fue arrestado.

El 21 de septiembre de 1976 otra bomba instalada en el auto en el que viajaba Orlando Letelier junto a su secretaria Ronni Moffitt estalló en pleno centro de Washington Estados Unidos de América. Ambos murieron instantáneamente. Orlando Letelier era un prestigioso economista, político y diplomático chileno. En 1971, el presidente Allende lo nombró embajador en los Estados Unidos. Su misión específica era abogar en defensa de la nacionalización chilena del cobre. En 1973, Letelier fue llamado a Chile y se desempeñó sucesivamente como ministro de Relaciones Exteriores, Interior y Defensa.

Luego del Golpe de Estado, Letelier fue detenido, torturado en varios centros de detención, incluyendo Isla Dawson en el extremo austral de Chile. Cuando fue puesto en libertad, salió al exilo a Venezuela y luego tomó la decisión de viajar a Norteamérica para exiliarse en esta nación.

El agente de la CIA Michael Townley fue también el ejecutor del asesinato de Orlando Letelier con el apoyo de exiliados cubanos y por orden de Manuel Contreras, jefe de la DINA. Townley fue juzgado y en lugar de cumplir con su pena pasó a un programa de protección de testigos y nunca fue extraditado a Chile. Sin embargo, en 1995 la Corte Suprema condenó al general en retiro Manuel Contreras y al brigadier Pedro Espinoza, ambos de la plana mayor de la DINA, como autores intelectuales del asesinato de Orlando Letelier.

El 22 de enero de 1982 el ex presidente de Chile Eduardo Frei Montalva, fue asesinado mediante envenenamiento cuando se recuperaba de una cirugía menor en la Clínica Santa María de Santiago. 37 años más tarde la justicia chilena condenó a seis personas por su responsabilidad en la muerte del exmandatario demócrata cristiano. Carmen Frei, senadora, hija de Frei expresó entonces “La sentencia del juez deja establecido que mi padre fue asesinado por la dictadura cívico-militar que encabezó Augusto Pinochet” 4.

Aparte del caso del envenenamiento del poeta Pablo Neruda y el expresidente Eduardo Frei, hay otros casos comprobados de envenenamiento de prisioneros políticos por la dictadura. En 1981 agentes de la dictadura envenenaron con toxina botulínica siete prisioneros en la cárcel pública. Dos fallecieron y cinco se recuperaron luego de un largo tratamiento médico 5 . En 2017, cinco miembros en retiro del Ejército fueron condenados por su responsabilidad en dos homicidios consumados y cinco homicidios frustrados, ocurridos en diciembre de 1981 en la ex Cárcel Pública 6 . Luego de exhaustivas investigaciones, médicos y científicos que han trabajado en este caso 7 8 , han llegado a comprobar fehacientemente que el gran poeta Pablo Neruda fue asesinado también mediante envenenamiento en la Clínica Santa María de Santiago.

Neruda fue internado en esta clínica por su cáncer de próstata, pero su estado de salud era estable hasta el día en que fue envenenado y se preparaba para viajar a México, invitado por el presidente de ese país.

Aparte de su magnífica creación poética, Neruda fue un luchador infatigable por los derechos humanos y la justicia social. Fue también un gran dirigente político. En marzo de 1945 fue elegido senador por una impresionante mayoría por las provincias norteñas de Tarapacá y Antofagasta. En la campaña electoral, recorrió las empobrecidas regiones salitreras del norte con el experimentado líder sindical, Elías Lafertte, quien también fue elegido. Neruda ocupó su cargo con responsabilidad y valentía ejemplar, durante el gobierno represivo de Gabriel González Videla. Mas aún, en 1970 fue candidato a la presidencia de la república y realizó una campaña política por todo el país con gran éxito, pero luego entregó su apoyo a Salvador Allende.

No cabe duda de que los militares fascistas vieron en Neruda una amenaza cierta en sus ansias de mantenerse en el poder. Neruda, aun enfermo, era un formidable leader y siempre tuvo un gran apoyo del pueblo de Chile. Y fue esto, a no dudar, la causa que
motivó su asesinato. Irónicamente, los alevosos crímenes de la Junta Militar en Chile llegaron incluso a impactar al gobierno de Estados Unidos, quienes fueron los que apoyaron el Golpe de Estado y la dictadura en Chile. “Este hombre tiene las manos llenas de sangre”, le dijo el secretario de Estado George Shultz al presidente Ronald Reagan mientras discutían sobre el futuro del general Augusto Pinochet. “Ha hecho cosas monstruosas”, concluyó 9 .

El asesinato del laureado poeta fue indudablemente uno de los más monstruosos
crímenes de la dictadura cívico-militar en Chile.

 

Tomás Ireland, Ingeniero y escritor. Autor de la obra de teatro “A man called Pablo.


 

1 Skjerven, Kelly. “Was Pablo Neruda murdered? The truth may lie with the bodies of dead prisoners”. The Toronto Star. 2 abril 2023.
2 Aguirre, Carmen. “Justice for Pablo Neruda is justice for Chile”. The Globe and Mail February 25, 2023.
3 Willan, Philip “Agent of Chilean secret service convicted of murder attempt” UPI. March 11, 1993
4 González, Tomás. “Carmen Frei: El fallo deja establecido que mi padre fue asesinado por la dictadura de Pinochet” Diario de la Universidad de Chile. 30 de enero 2019
5 Figueroa, Natalia “Condenan a miembros del Ejército por envenenar a presos políticos en 1981”. Radio y diario U de Chile. 20 de febrero 2017.
6 Figueroa, Natalia. Ibid.
7 Aguirre, Carmen. Ibid.
8 Pablo Neruda murió “envenenado”, según el informe forense. El Diario. es/EFE 14 febrero 2023.
9 Kornbluh, Peter y Schlotterbeck, Marian “Reagan y Pinochet: El momento en que Estados Unidos rompió con la dictadura” Ciper 75. 23 noviembre 2010.

 

TOMÁS IRELAND
TOMÁS IRELAND
Tomás Ireland es chileno, ingeniero, escritor y editor. Vive en Canadá, en donde ha desarrollado una intensa actividad cultural y social desde que llegara exiliado en 1974 tras el Golpe de Estado de Augusto Pinochet.