¿Qué te inquieta más? «Fuck you!» o «Que te jodas!»

«Pendejo», «shithead», «coño», «fuck», son algunos ejemplos de pequeños focos de liberación que tienes día a día. El uso y la experiencia de oír palabrotas se puede ver como potente y catártico. Los afecta el comportamiento unos a otros, y cómo entendéis las cosas. Entonces, ¿Qué pasa cuando conoces palabrotas en más de un idioma? .

 

Para empezar, podemos revisitar algunas palabrotas. Sin duda, conoces muchas palabrotas cotidianas en dos lenguas. Pero ¿cómo puedes saber objetivamente cuáles son las más cotidianas? Bueno, pensarías que los órganos normativos que clasifican películas (como la Comisión Asesora de Exhibición Cinematográfica de Argentina (1), la Dirección General de Radio, Televisión y Cinematografía de México (2), o el Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales de España (3)) podrían informar sobre palabrotas cotidianas dentro de sus normas para clasificación por edades. Por desgracia, no. (Las clasificaciones son más generales)

Entonces, usa tu propio conocimiento y también esta tabla del libro Advances in Swearing Research: New languages and new contexts, que cubre muchísimo sobre palabrotas (4):

Las diez palabrotas más frecuentes:

COLT
(The Bergen Corpus of London Teenage Language)

#

por cada mil palabras

COLAm
(Corpus Oral de Lenguaje Adolescente de Madrid)

#

por cada mil palabras

fuck/ing

768

1.8

joder/jo/jodido

969

2.1

god

457

1.1

puto/a

382

0.8

shit

397

0.9

Coño

342

0.7

bloody

291

0.7

Mierda

299

0.7

bastard

118

0.3

hijo/a de puta

263

0.6

hell

115

0.3

Hostia

219

0.5

bitch

108

0.3

Dios

208

0.5

piss

105

0.2

Gilipollas

195

0.4

bollocks

94

0.2

me cago en

120

0.3

cunt

55

0.1

Cojones

96

0.2

Total:

2508

5.9

3,093

6.8

 

Aquí puedes ver palabrotas que son más cotidianas con la juventud en Londres (para inglés) y Madrid (para español). Es interesante que hay palabras en las dos lenguas relacionadas con la religión (Dios, Hostia, god, hell). También hay palabrotas que no se usan tanto en otros dialectos de su propios idiomas. Por ejemplo, la gente en los Estados Unidos usa bloody y bollocks más infrecuentemente que los de Inglaterra. Y en lugares aparte de España, no se usan gilipollas ni hostia.

Además, también hay algunas palabrotas que no solo se distinguen en uso entre dialectos, sino en sentido. Por ejemplo culero parece una palabra muy asquerosa en México, pero en otros sitios solo significa alguien perezoso. Concha hace referencia muy sexual en Argentina, pero en España solo significa exoesqueleto. Paja se puede usar como obscenidad sexual o como un tubo para beber. Pendejo puede ser muy ofensivo en El Salvador, y menos en otro lugar. Así que se hace muy difícil comparar palabrotas entre dos idiomas con tantos dialectos.

Algunas palabras son tan famosas que se difunden entre idiomas. Si conoces a alguien que habla español pero no entiende fuck o alguien que habla ingles pero no conoce puta podrías ser la minoría hoy en día.

Hay muchas ventajas cuando tienes capacidad bilingüe con palabrotas. Un estudio sobre bilingües en el territorio Vasco, mostró que el cambio de código, y particularmente cuando se usan las palabrotas, puede resultar en la mejor expresión de emociones y el reconocimiento de pertenecer al grupo (5). No solo eso, sino que lo comunica mejor que solo usando un cambio de tono o voz.

Entender palabrotas en más de un idioma también ayuda a entender caracterizaciones exactamente. Por ejemplo, hay dos estudios que analizan cómo las palabrotas se traducen de inglés a español en películas de Quentin Tarantino (que innova con las palabrotas en sus películas y depende de la versatilidad de las palabras para mostrar el pensamiento) (6, 7).

En estos estudios, se mantiene que después de la traducción, hay una reducción de la cantidad de palabrotas. Puede ser porque con la versatilidad de las palabrotas en inglés (piensen en cuántos sitios podemos poner la palabra «fuck» en una frase) y los más complicados giros de español (con exquisitez sin duda) no se alinean. Entonces, saber palabrotas en más que un idioma nos ayuda a conocer intentos en el arte de otras culturas.

Hay otro estudio que sugiere que cómo se entienden la emoción y la fuerza de las palabrotas depende de su familiaridad con la lengua. Hay bilingües que conocen un idioma mejor que el otro. En esos casos, normalmente el idioma más dominante (ni si que es la primera que aprendías) va a sentir más fuerte para maldecir (8). Eso no es malo. Hay gracia en la variedad con que puedes usar «fuck» y hay gracia en la capacidad de usar despectivos en español para casos peyorativos junto con las palabrotas diversas. Tienes que usar todas las lenguas para conocer a otros mejor. Eso es lo que es ser humano.

Referencias

 

1. https://web.archive.org/web/20140525195618/http://infoleg.mecon.gov.ar/infolegInternet/anexos/35000-39999/38308/norma.htm
2. http://www.rtc.gob.mx/NuevoSitio/cinematografia.php
3. https://www.culturaydeporte.gob.es/portada.html
4. Beers Fägersten, & Stapleton, K. (2017). Advances in swearing research : new languages and new contexts . John Benjamins Publishing Company.
5. Lantto. (2014). Code-switching, swearing and slang: The colloquial register of Basque in Greater Bilbao. The International Journal of Bilingualism : Cross-Disciplinary, Cross-Linguistic Studies of Language Behavior, 18(6), 633–648. https://doi.org/10.1177/1367006912457274
6. Pardo, B.S. (2013). Translating and Dubbing Verbal Violence in Reservoir Dogs. Censorship in the Linguistic Transference of Quentin Tarantino’s (Swear)Words.
7. Fernandez Dobao. (2006). Linguistic and Cultural Aspects of the Translation of Swearing: The Spanish Version of Pulp Fiction. Babel (Frankfurt), 52(3), 222–242. https://doi.org/10.1075/babel.52.3.02fer
8. Dewaele. (2004). The Emotional Force of Swearwords and Taboo Words in the Speech of Multilinguals. Journal of Multilingual and Multicultural Development, 25(2-3), 204–222. https://doi.org/10.1080/01434630408666529

IGNAS PANERO
Estudiante del Departamento De Español y Portugués de la Universidad de Toronto, Curso SPA-219