Cómo cambiar el destino ambiental del mundo en siete años

Vivimos en un mundo esclavo del tiempo, podemos controlar tres de las dimensiones físicas, pero la cuarta (el tiempo) nos controla a nosotros. ¿Qué pasaría si la humanidad tuviera un tiempo de caducidad? ¿Qué harías si te dijera que nos quedan siete años para que los efectos del cambio climático sean irreversibles? .

La historia de la humanidad nos prueba lo que los humanos pueden mejorar en siete años, y hoy en día hay muchas organizaciones batallando esta crisis. El cambio climático es un problema que nos toca a todos combatir.

La historia de la humanidad nos prueba lo que los humanos pueden mejorar en siete años, y hoy en día hay muchas organizaciones batallando esta crisis. El cambio climático es un problema que nos toca a todos combatir.

En septiembre de este año la revista Smithsonian publicó un artículo titulado Clock in New York Counts Down the Time Remaining to Avert Climate Disaster. El reloj está hecho por los artistas Gan Golán y Andrew Boyd, y está contando en forma regresiva los siete años que nos quedan para parar que el cambio climático sea irreversible. Entonces la pregunta lógica sería ¿Que se puede hacer en siete años?

Uno de los logros más grandes de la humanidad fue el viaje a la luna. El presidente John F. Kennedy se comprometió a este logro en 1961, cuando juró mandar a un astronauta norteamericano a la luna para el final del decenio. Todos los mejores científicos de los Estados Unidos se unieron y lograron esta meta en 1969. Entonces sí, les tomó 8 años y no 7, pero todavía deja bastante que decir sobre el poder humano.

La diferencia en esta situación, es que ya hay muchas compañías trabajando para un mundo más sustentable. IKEA, por ejemplo, que colabora con el “World Wide Fund for Nature (WWF)” en varios proyectos climáticos. Uno de los proyecto es promover el uso de productos renovables en casa, haciéndolos disponibles en sus tiendas. IKEA también recicla los productos que la gente no utiliza más y los reusa para diseños nuevos.

Nike es otra compañía que está haciendo avances. En 2019 Nike dio a conocer una lista de medidas de cómo ellos van a combatir el cambio climático, entre ellas el “Reuse-A-Shoe” programa que consiste en rehusar zapatos deportivos viejos para construir nuevos productos, parques, y pistas de atletismo.

Pero como mencioné antes, si queremos lograr algo tan grande en siete años, también va a requerir la ayuda de los consumidores (nosotros). El científico canadiense David Suzuki, uno de los innovadores en el ámbito ambiental, publicó en la página web de su fundación un artículo: Top 10 things you can do about climate change,  comentando sobre cómo el individuo puede ayudar a batallar el cambio climático. Uno de sus puntos es sobre el uso del transporte público. El 30% de las emisiones totales de CO2 es causada por los vehículos. Con utilizar el transporte público, estaríamos reduciendo nuestra huella climática.

Suzuki también nos aconseja sobre las comidas más sustentables en su nota Food and climate change. La industria alimenticia contribuye con el 83% de las emisiones de carbono, produciendo y transportando comida. Por eso se recomienda comprar comidas orgánicas que son éticas y sustentables.

Claro, todo esto implica un cambio social completo y grandes sacrificios económicos a largo plazo. Pero si no actuamos, las consecuencias van a ser mucho más graves que sólo el aumento de unos grados centígrados en el clima. Y estos efectos ya se están viendo.

En California la temporada seca se ha hecho tan caliente que los incendios son eventos comunes. Otro efecto es que la frecuencia e intensidad de los huracanes va a crecer. La NASA, en The effects of climate change estima que los niveles del mar van a subir de 0.5 a 3 metros para el 2100. También tenemos que considerar los efectos que nuestras acciones van a tener sobre los animales y sus ecosistemas. La misma fuente estima que para antes del 2050 el ártico se va derretir completamente durante los veranos.

Eso no solo contribuye a la subida de los niveles del mar, sino también significa que todos los animales árticos como los osos polares, se van a quedar sin su hábitat. La World Wide Fund for Nature (WWF) estima que el cambio climático tiene la posibilidad de causar extinciones de especies en la mayoría de los ecosistemas fundamentales de la tierra.

En conclusión los efectos del cambio climático son grandes e intensos. Si no actuamos ahora y conseguimos revertir todo en los siguiente siete años, estos efectos serán permanentes. Todos podemos hacer algo para ayudar, no podemos esperar que los demás actúen por nosotros.

La tierra está habitada por siete mil millones de personas y con todo ese poder unidos se puede llegar a la luna. La realidad es que la desinformación de unas figuras políticas y la falta de credibilidad de la población, en relación a los descubrimientos científicos, ha hecho que no se tome en serio esta crisis. Por eso el primer paso es la educación social y cultural.

Como dijo David Suzuki, tenemos el poder de educarnos a nosotros mismos y educar a nuestro vecino.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER!

Suscribiéndote recibirás, quincenalmente, una puesta al día de las notas publicadas, los materiales periodísticos que compartimos con otros medios de la prensa canadiense y del exterior, y sugerencias acerca de actividades culturales y recreativas de tu interés.