Objetivos de Naciones Unidas Para el Desarrollo Sostenible 2030: Un sueño que se desvanece

Cada uno de nosotros conoce sólo algunos de los impactos que la Covid-19 ha tenido en sus propias vidas. El modo en que la pandemia seguirá afectándonos en el futuro lo iremos conociendo a medida que transcurran los meses y los años. Sin embargo, sabemos poco acerca de los impactos que el SARS-CoV-2 tendrá en un mundo globalizado en el que nada nos debería ser ajeno. . El principal de ellos: los objetivos de … Desarrollo sostenible previstos por la comunidad internacional para 2030 deberán ser olvidados.

De acuerdo a Gilbert Achcar (*) en nota publicada por Le Monde Diplomatique en español, lo que él define como Gran Confinamiento ha acarreado, a nivel internacional un fuerte agravamiento del desempleo pero el impacto social de este desempleo es mucho mayor en los países del Tercer Mundo que en los países ricos, que a menudo han implementado costosas medidas con el fin de mitigar sus consecuencias.

(*) Gilbert Achcar es profesor de la Escuela de Estudios Orientales y Africanos (SOAS) de la Universidad de Londres y su nota apareció originalmente en Le Monde Diplomatique en Español.

“A lo largo de los tres primeros trimestres de 2020, se ha destruido en todo el mundo el equivalente prorrateado a 332 millones de puestos de trabajo a tiempo completo, es decir una merma del 11,7% en comparación con el último trimestre de 2019. De ellos, 143 millones se perdieron en los países de ingresos medios inferiores (-14%), 128 millones en los países de ingresos medios superiores (-11%) y 43 millones (-9,4%) en los países ricos, según la Organización Internacional del Trabajo”.

“Si bien los países de ingresos bajos perdieron “solo” el equivalente a 19 millones de puestos de trabajo (-9%) durante el mismo periodo, esta cifra no da un reflejo adecuado del impacto socioeconómico de la crisis que han sufrido. Y es que, en estos países, al igual que en los países de ingresos medios inferiores, la gran mayoría de empleos y actividades por cuenta propia se sitúan en el sector informal, que absorbe el 60% de la mano de obra mundial y, por definición, carece de cualquier tipo de protección social”.

“En un informe reciente, el Banco Mundial estima que la pobreza extrema -definida como el hecho de tener que sobrevivir con menos de 1,90 dólares al día- aumentó en 2020, como resultado de la pandemia, por primera vez desde 1998, tras la crisis financiera asiática de 1997?”

“En términos absolutos, Asia meridional es la región más afectada: entre 49 y 56,5 millones de personas más de lo previsto antes de la pandemia deberían de caer por debajo del umbral este año, o no superarlo. En el caso del África subsahariana, serán entre 26 y 40 millones, confirmándose así el estatus del subcontinente como región con la tasa de pobreza extrema más alta del mundo. La variación será de entre 17,6 y 20,7 millones de personas para los países en desarrollo de Asia oriental?; podría alcanzar los 4,8 millones en América Latina y los 3,4 millones en el área que forman Oriente Próximo y Norte de África. En suma, según el Banco Mundial, entre 88 y 115 millones de personas caerán o permanecerán en 2020 bajo el umbral de 1,90 dólares como resultado de la pandemia. El incremento neto del número de personas muy pobres en comparación con 2019 será de entre 60 y 86 millones”.

“Desde 2013, la aceleración del cambio climático, del que las poblaciones más pobres son las primeras víctimas, y nuevos conflictos armados, como los de Siria, Yemen y Sudán del Sur, provocaron que se frenara la disminución de la pobreza. El Gran Confinamiento ha hecho definitivamente inalcanzable el “objetivo de desarrollo sostenible” sobre la extrema pobreza que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) fijó para 2030, con miras a reducir la tasa mundial de extrema pobreza al 3%. La tasa seguía siendo del 10% en 2015, lo que corresponde a 736 millones de personas. Mientras que el Banco Mundial la sitúa en alrededor del 7% en 2030″.

“En el mes de julio, la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés) adivirtió: “Estimaciones recientes sugieren que hasta 6.000 niños podrían morir cada día por causas evitables, como consecuencia de los efectos directos o indirectos de la covid-19. La derivación de recursos sanitarios podría provocar una duplicación del número de muertes por sida, tuberculosis y malaria. El cierre de escuelas erosionará la productividad, reducirá los ingresos a lo largo de toda la vida y acrecentará las desigualdades. La desaceleración económica, el aumento del desempleo y una menor asistencia a la escuela aumentan la probabilidad de guerra civil, con consiguientes hambrunas y desplazamientos de poblaciones”.

Decíamos al comienzo de esta nota que nada de lo que sucede en un mundo globalizado nos debería ser ajeno, no solamente porque muchos de los peores efectos de la pandemia serán sufridos por gentes que comparten con nosotros un pasado común, una cultura compartida, lazos de amistasd y vínculos familiares, sino porque nuestro futuro, estemos donde estemos, estará indisolublemente ligado al suyo.

 

La nota completa de Le monde Diplomatique en español se puede leer aquí: https://mondiplo.com/un-gran-confinamiento-devastador-en-el-tercer

 

DIÁLOGOS
DIÁLOGOShttps://dialogos.online
Una experiencia de periodismo independiente/independiente a cargo de Latin@s en Toronto (con la colaboración de amigues de aquí, de allá y de todas partes)